Un tribunal de EE UU condena a un banquero turco por ayudar a Irán a evadir las sanciones

Revista Logos,(Revistalogos.com).- Un tribunal de Nueva York condenó este miércoles al vicepresidente del banco estatal turco Halkbank, Mehmet Hakan Atilla, por cinco cargos relacionados con fraude bancario y conspiración en un plan para evadir las sanciones económicas estadounidenses impuestas a Irán por su programa nuclear. El tribunal investiga a ocho miembros cercanos al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, acusados de violar el embargo internacional a Irán. El proceso, conocido como caso Zarrab, envenena las relaciones entre Turquía y sus aliados de la OTAN. Este jueves, el Gobierno turco ha criticado la condena, que considera “injusta”, y ha acusado al tribunal estadounidense de “injerencia”.

En el juicio, los fiscales determinaron que el banquero Atilla, de 47 años, fue una persona clave que ayudó a Irán a eludir las sanciones impuestas por EE UU. El vicepresidente de Halkbank estaba acusado de conspirar junto al empresario turcoiraní Reza Zarrab para ayudar a firmas iraníes a realizar miles de millones de dólares en transacciones durante 2011 y 2012 con el fin de evadir estas sanciones. La sentencia se dará a conocer el próximo 11 de abril aunque uno de los abogados del banquero, Victor J. Rocco, ha dicho que Atilla apelará la acusación, según recoge The New York Times. La pena por fraude bancario implica por sí sola 30 años de prisión.

Las reacciones de Turquía al veredicto no se han hecho esperar. El ministerio turco de Exteriores cree que el dictamen representa una injerencia en los asuntos internos del país. En un comunicado publicado este jueves, señaló que la decisión se basa en “pruebas falsas y susceptibles de ser políticamente explotadas” y ha cuestionado la credibilidad de los miembros del jurado.

El portavoz de la presidencia en Ankara reaccionó también diciendo que el veredicto contra el banquero es “una decisión escandalosa de un caso escandaloso”. Por su parte, el vice primer ministro turco, Bekir Bozdag, ha manifestado que la condena perjudica las relaciones con EE UU. Bozdag dijo en una entrevista televisada, citada por la agencia Reuters, que el caso era “político” y que el veredicto “no tiene posibilidad de perjudicar a la sólida economía turca”.

El temor del Gobierno turco es que el proceso dañe la credibilidad del país y por ende su economía, especialmente si la sentencia incluye multas a los bancos turcos implicados.

El caso Zarrab
El tribunal de Nueva York investiga desde el pasado 29 de noviembre —fecha de la primera vista— el caso Zarrab, una trama que ayudó a evadir las sanciones estadounidenses y que se basó en el testimonio del empresario turcoiraní Reza Zarrab.

Este hombre de negocios se convirtió en testigo del Gobierno estadounidense tras admitir su participación en un multimillonario esquema de intercambio de oro por petróleo puesto en práctica para evadir las sanciones impuestas a Teherán. El testimonio de Zarrab implicó a exministros turcos e incluso al presidente Erdogan en el complot, que en 2012, siendo primer ministro, autorizó que dos bancos turcos participaran en la trama, según el testimonio del empresario turcoiraní.

Durante el juicio, Atilla negó ser parte de la trama y haber conspirado con el empresario Zarrab. El jurado lo condenó por cuatro de los cinco cargos que pesaban contra él: fraude bancario, conspiración para eludir las sanciones a Irán, defraudar Estados Unidos y lavado de dinero. Fue absuelto de la acusación de lavado de dinero.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *