Trump promueve una revolución conservadora en los tribunales

Estados Unidos,(Revistalogos.com).- Alejada de los focos, Donald Trump promueve sigilosamente una revolución conservadora de los tribunales en Estados Unidos. Su impacto puede ser mayúsculo: los jueces, que nombra el presidente y confirma el Senado, tienen cargos vitalicios y la capacidad de definir en las próximas décadas el rumbo social del país en grandes asuntos, como protecciones a minorías, medioambiente o política penitenciaria.

Al llegar a la Casa Blanca en enero, Trump se encontró con un inusualmente elevado número de plazas judiciales vacantes y una plantilla de magistrados de avanzada edad. El presidente republicano ha aprovechado la oportunidad. Sus asesores han diseñado con precisión, en coordinación con los conservadores del Senado, donde ostentan la mayoría, una estrategia para nombrar con la mayor rapidez y menor oposición política posible a jueces conservadores para tribunales de distrito y apelación.

El resultado es que Trump ha nominado a muchos más jueces que sus predecesores en sus primeros nueve meses de presidencia. Por ejemplo, ha nombrado al doble que Barack Obama en el mismo periodo. Las designaciones, sin embargo, han sido polémicas al incluir desproporcionadamente a hombres blancos. También a personas jóvenes con escasa experiencia.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *