Merkel admite que su partido ha pagado “un precio muy alto” para formar gobierno

Revista Logos,(Revistalogos.com).- En una comparecencia ante las cámaras de la segunda cadena de televisión publica ZDF, la canciller Angela Merkel rompió este domingo el silencio que mantuvo desde el miércoles y decidió hacer frente a las criticas que nacieron en el seno de su propio partido a causa de las “dolorosas concesiones” que se vio obligada a hacer para asegurar su reelección como canciller por un cuarto periodo. Merkel, admitió que la decisión de dejar en manos del SPD el poderoso ministerio de Finanzas había sido una “medida dolorosa”, pero aceptable, porque permitía formar un gobierno estable para el país.

“La decisión es aceptable”, dijo Merkel, “porque la alternativa habría sido que tendríamos que haberle dicho a la gente que tenemos un acuerdo de coalición, pero que no pudimos llegar a un acuerdo sobre los ministerios. Eso habría sido irresponsable”, sentencio la canciller. “La CDU ha pagado un precio muy alto”, añadió.

La intervención, durante el programa político Berlin Direkt, era esperada con expectación por el mundo político germano, que fue testigo, en los últimos días, de un inédita revuelta en el seno de la CDU. Por primera vez en los últimos 12 años, militantes distinguidos de la CDU pidieron en voz alta la renovación generacional, pusieron en duda el liderazgo de la canciller y amenazaron con boicotear un crucial congreso que debe aprobar el pacto para la formación de un nuevo gobierno de gran coalición.

Merkel llegó a los estudios de la ZDF en Berlín marcada por la polémica concesión del poderoso ministerio de Finanzas al SPD, que fue la mecha que dio comienzo a la revuelta en el seno de su partido, y tuvo el coraje de rechazar las criticas que nacieron en su partido con respecto a la renovación generacional y a su propio futuro como jefa del partido y canciller.

Con respecto a la renovación generacional, la canciller dijo que anunciará el nombre de los futuros ministros de su partido en el congreso que tendrá lugar el 26 de febrero próximo. “Habrá gente joven y gente con experiencias”, dijo y con respecto a su futuro, Merkel anunció que deseaba seguir siendo canciller durante otros cuatro años y que tampoco estaba dispuesta a abandonar la presidencia del partido. “Para mí, ambos cargos pertenecen a una misma mano”, dijo y se atrevió a señalar que su autoridad no había sufrido daños en el seno de su partido.

“Soy una persona que cumple con las promesas” admitió Merkel y anunció, que en el caso de que las bases del SPD rechacen el acuerdo dado a conocer el miércoles pasado, ella volverá a presentarse como candidata de su partido en unas hipotéticas nuevas elecciones, un anuncio destinado a acallar las críticas que ha recibido en los últimos días, de parte de varios dirigentes de su partido.

En la entrevista, Merkel también tuvo un gesto amable con Martin Schulz, el todavía líder del SPD. “Siempre hemos negociado en forma leal y él debe estar viviendo un tiempo terrible”, dijo la canciller. Schulz tuvo que renunciar a sus aspiraciones a ser ministro de Asuntos Exteriores para aplacar una inédita protesta de las bases que estaba erosionando la existencia del SPD.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *