La tormentosa relación de Nahir Galarza y el joven al que mató de dos disparos

Revista Logos,(Revistalogos.com).- Nahir Galarza, de 19 años, confesó el pasado viernes haber disparado a su novio, Fernando Pastorizzo, de 21, con el arma de su padre, un agente de policía. Su revelación se produjo después de que fuera hallado el cuerpo del joven junto a una carretera en Gualeguaychú, a 230 kilómetros al norte de Buenos Aires, y de que acusaran a su padre del crimen.

Las declaraciones de las familias y amigos de los jóvenes revelan una relación tortuosa en la que la pareja había roto en varias ocasiones.

Declaración de amor. “Cinco años juntos, peleando, yendo y viniendo pero siempre con el mismo amor. Te amo para siempre, mi ángel”, es el mensaje que Galarza escribió el viernes por la mañana en su cuenta de Instagram junto a una foto en la que Pastorizzo le besaba el hombro. Él ya había sido asesinado.

“Relación tóxica”. Galarza y Pastorizzo llevaban cinco años de idas y venidas en una relación que la propia hermana del joven, Carla Pastorizzo, ha calificado como tóxica en un mensaje en las redes sociales: “La lucha feminista contra la violencia de género busca también visibilizar la violencia de mujeres hacia hombres, situaciones que no son denunciadas por las burlas impuestas por el patriarcado. Hoy le tocó a mi familia, y voy a luchar con más fuerzas que nunca porque nunca más pase algo así, que se genere conciencia acerca de las relaciones tóxicas y cuán importante es alejarse de ellas”.

No eran “novios”. El padre de la chica, Marcelo Galarza, ha asegurado a los medios argentinos que los jóvenes nunca fueron novios: “Salían desde hacía cinco años, pero nunca se reconocieron como novios”. Esta afirmación podría servir para que la joven enfrentara un delito de “homicidio simple” —penado con entre ocho y 25 años de prisión— en lugar de un “homicidio agravado por el vínculo” —que puede conllevar cadena perpetua—. No obstante, la propia fiscalía duda también del tipo de relación que mantenían: “El tema de la pareja es una situación compleja, porque cuando ella declaró hablaba de una relación abierta, la idea es poder determinar ese vínculo”, según publica el diario Clarín.

Supuestos malos tratos. El padre de Galarza ha afirmado además a la prensa argentina que el joven asesinado había maltratado a su hija: “Otra vez la encontramos muy golpeada, con la entrepierna en carne viva y con golpes en la espalda. En ese momento nos dijo que se había caído de la escalera, pero después nos enteramos que él le pegaba”.

Escenas de violencia. El domingo anterior al crimen, Nahir Galarza y una amiga presuntamente agredieron a Pastorizzo a la salida de una discoteca.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *