La fe en la Justicia de Dios

Dr.Juan Barek

La fe en la justicia de Dios viene por la Palabra de Cristo, en si misma contiene la justicia de Dios. Demostrando Su justicia, Dios mostró no solo Su justicia, sino también la justicia de aquellos que creen en Jesucristo. Dios nos libró de todos nuestros pecados y nosotros también creemos en nuestros corazones que Jesús ha tomado todos nuestros pecados. Es por eso que estamos sin pecado y justificados, ya que nos hemos vestido de la misma justicia de Cristo (Gálatas 3:27). Ya que Dios y nosotros somos justos, juntos somos una familia, y tú y yo somos Sus hijos. ¿Crees en estas maravillosas noticias?¿Quiere esto decir que nosotros tenemos algo de podamos jactarnos? ¡Claro que no! ¿Qué hay en nosotros para jactarnos cuando de hecho, nuestra salvación es posible solo cuando escuchamos y creemos en la Palabra de Cristo? ¿Fuimos salvados por nuestras propias obras? ¿De que podemos jactarnos? ¡Nada! ¿Fuiste salvado por asistir a los servicios matutinos de la iglesia? ¿Fuiste salvado porque jamás faltaste a un servicio dominical? ¿Fuiste salvo porque te aseguraste de dar tus diezmos? Claro que no.

Todas estas son obras y la fe basada sobre las obras y la fe complementada por obras, es una fe equivocada. Fuimos salvados de nuestros pecados solo por creer en la justicia de Dios en nuestros corazones. La fe viene por el oír y la salvación viene por la fe en la Palabra de Cristo.El tratar de recibir la remisión de pecados a través de oraciones de arrepentimiento después de creer en Jesús, también es una fe falsa, ya que la verdadera fe viene solo por creer en la justicia de Dios, no por las obras de la ley. Como dice la Palabra, “¿Dónde, pues, está la jactancia? Está excluida. ¿Por qué clase de ley? ¿Por la de las obras? ¡Jamás! Más bien, por la ley de la fe. Así que consideramos que el hombre es justificado por la fe, sin las obras de la ley. ¿Es Dios solamente Dios de los judíos? ¿No lo es también de los gentiles? ¡Por supuesto! También lo es de los gentiles.”La salvación viene ambos, los Israelíes y los Gentiles, por escuchar y creer en los corazones que Jesucristo los ha salvado con Su agua y sangre. Somos salvos de nuestros pecados cuando creemos en la justicia de Dios. Cuando creemos en esta justicia, la cual es Jesucristo, somos salvados de nuestros pecados. Dios se convierte en nuestro Padre y nosotros en Sus hijos. Esta es la salvación por fe en la justicia de Dios, por escuchar y creer en la Palabra de cristo. Nuestra fe viene de creer en la justicia de Dios.

Nuestra salvación viene de nuestra fe en la Palabra de Cristo. Entonces, ¿crees que Cristo vino a esta tierra como tu Salvador, que con Su bautismo tomó todos los pecados del mundo como propiciación a Dios y que Él murió sobre la Cruz, se levanto de los muertos al tercer día y esta sentado a la diestra de Dios Padre? ¿Realmente crees en esta salvación, en esta expiación de nuestro Señor Jesucristo?Existe mucha gente que le pide a Dios que se aparezca en sus sueños, quién dice que ellos creerán si tan solo lo pueden ver una vez con sus ojos. Algunos afirman haber visto a Jesús en sus sueños, que Él les dijo que hicieran tal y tal cosa-construyeran una iglesia aquí, un centro de oración allá, etc., pero normalmente algo que requiere dinero y el ser engañado por tales afirmaciones falsas, muchos son mal guiados y se extravían. Existen muchas cosas tristes que están pasando en este mundo Cristiano. Debes de darte cuenta que todas estas cosas no son la obra de nuestro Señor, sino del Demonio mismo.Si de casualidad ves a Jesús en tus sueños, no lo tomes muy en serio. Los sueños solo son sueños. Jesús no es alguien que aparecerá ante ti en esa forma, de otra manera no habría necesidad de la Biblia. Si Jesús se apareciera una sola vez, tendríamos que cerrar la Biblia, ya que no habría más necesidad de ella. Pero esto tendrá un efecto devastador en la obra de la salvación de Cristo.Si fuéramos a creer en Jesús sin la Biblia, Él tendría que aparecer ante todos. Pero no hay necesidad de esto, ya que nuestro Señor ya ha cumplido todos los requisitos de la salvación. Es por eso que la fe viene por el oír y creer en la Palabra de Cristo.

Entonces, ¿toda la gente ha oído de Jesucristo? Puede que hayan oído el nombre de Jesucristo, pero no todos han oído el verdadero evangelio. Es por eso que Pablo preguntó, “¿Y como oirán si no hay quien les predique?”Por lo tanto debemos predicar este evangelio que contiene la justicia de Dios. Pero, ¿cómo y cuando? Por qué método o como se predica el evangelio no es importante; todos los métodos de esparcir las buenas noticias, a través de palabras habladas o materiales impresos, deben ser usados. La fe viene por el oír y el oír viene por la Palabra de Cristo. Los materiales impresos que predican el evangelio, también pueden guiar a los lectores a una fe verdadera.

Sin importar el método, debes de recordar que la fe solo puede venir por escuchar y el escuchar solo predicando las buenas noticias.Si realmente tienes fe en la Palabra de Dios en tu corazón, entonces sabrás que eres un Cristiano verdadero. Espero y oro para que sepas esto; que has sido salvado de tus pecados. También espero y oro para que te sostengas de la Palabra del agua y el Espíritu con cariño. Entonces, concluyamos nuestra discusión leyendo Romanos 10:17 juntos.“Por esto, la fe es por el oír, y el oír por la palabra de Cristo.” Amén.

Aquellos que creen en sus corazones por escuchar esta Palabra de Dios escrita son aquellos que tienen la fe verdadera. ¿Tienes esta fe verdadera? Nuestro Señor nos ha liberado de todos nuestros pecados.¡Cuan agradecidos y felices estamos de que el Señor ha quitado todos nuestros pecados! Sin el evangelio, la gente siempre está desmotivada, pero solo oyendo que Jesús tomó todos nuestros pecados con Su bautismo, nuestros corazones pueden ser llenos de gozo y nuestra fe puede comenzar a crecer.Doy gracias a Dios por salvarnos.
Fuente: Revistalogos.com

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *