La división en la oposición venezolana amenaza la lucha contra Maduro

Venezuela,(Revistalogos.com).- La oposición venezolana ha recibido este miércoles el premio Sájarov a la libertad de conciencia que concede anualmente el Parlamento Europeo. Es un galardón que para muchos, como el exalcalde huido de Caracas, Antonio Ledezma, y el presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento), Julio Borges, da “un empujón y sangre nueva” a la lucha para salir de la “narcotiranía” del régimen de Nicolás Maduro. Los dos fueron los encargados de recibir este miércoles el galardón, en una ceremonia que amenazó con fragmentar a la Eurocámara.

Al acto en el que se premió a la oposición venezolana no acudieron algunos de los eurodiputados de los partidos de izquierda y Verdes representados, que acusan al legislativo comunitario de instrumentalizar el Sájarov y ponen en duda el carácter democrático de los premiados. Se ausentaron los cuatro españoles de Izquierda Unida, pero no así los cinco de Podemos, que prefirieron mantener un perfil bajo, según apuntan fuentes parlamentarias, aunque ni aplaudieron ni se levantaron de sus sitios para celebrar el galardón.

La llamada oposición no es una, sino muchas. 18 partidos políticos conforman la Mesa de Unidad Democrática (MUD) y algunos, como Leopoldo López, están arrestados; otros, como Ledezma, en el exilio. Y sólo un puñado de esas facciones se ha podido trasladar —con discursos dispares— a Estrasburgo (Francia) para recoger el premio. En Venezuela, la desunión de la oposición está dando si no vía libre al régimen de Maduro, al menos más tiempo para continuar en el poder.

“Es urgente una recomposición de la unidad en [la oposición de] Venezuela (…) Estamos dando un triste espectáculo”, reconocía Ledezma en una entrevista con EL PAÍS días antes de recibir el premio en la Eurocámara. Unas facciones de la MUD avalaron la creación el pasado julio de la Asamblea Constituyente de Maduro, lo que fue considerado un golpe a la democracia por el resto, y otras corrientes no vieron fraude en el referéndum revocatorio de 2016 mientras otros —igualmente opositores— lo denunciaban públicamente.

En definitiva, hay “contrasentidos” en la propia oposición, resume quien aún reivindica su figura como legítimo alcalde de Caracas a pesar de las elecciones municipales del pasado domingo en las que Maduro recuperó el poder en 300 de 335 localidades en parte gracias a que los principales partidos de la oposición —Voluntad Popular (Leopoldo Lopez, en régimen de casa por cárcel), Primero Justicia (Henrique Carriles) y Acción Democrática (Henry Ramos Allup)— no concurrieron a los comicios para boicotear al sistema.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *