El pueblo de Siberia en el que aumentó la temperatura 35 grados en dos semanas

Revista Logos,(Revistalogos.com).- El mercurio de los termómetros ha registrado un fenómeno inédito en Siberia. El poblado de Omolon (casi 800 habitantes), ubicado en el extremo noreste de Siberia, en Rusia, ha batido un récord histórico. Mientras que el promedio diario en esa zona en enero es de -32ºC, el pasado lunes 29 se registró una temperatura de 3ºC, según informó el meteorólogo Bob Henson del portal Weather Underground, lo que significa un aumento de 35 grados en dos semanas.

Omolon, ubicado a 900 kilómetros de Oymyakon, el pueblo más frío del planeta que este año también registró temperaturas inusualmente altas —después de haber sido golpeado por una ola de frío extremo desde fines de diciembre hasta mediados de enero—, registró unas temperaturas que han puesto en alerta al mundo. ¿Por qué?

Pese a que las temperaturas extremas son normales en el este de Siberia, este cambio tan drástico se debió a la intensidad del frío y al empuje de un “aire suave” en el lejano Pacífico Norte, según el meteorólogo Henson. En diciembre de 2013 ya se habían registrado temperaturas más cálidas de lo normal, en ciertas zonas incluso no nevó.

Otra de las razones que explican este aumento de la temperatura es el desarrollo de una enorme y voluminosa zona de alta presión sobre el este de Rusia, que pasa a través del mar de Bering y hasta el mar de Chukchi y se extiende al norte hacia el Ártico. El periodista científico de la plataforma Mashable, Andrew Freedman, ha bautizado a este fenómeno el monstruo heckuva.

El experto ha explicado que esta área de alta presión es responsable del anómalo aire caliente en Siberia, partes de Alaska y el océano Ártico. Omolon es una de las localidades más afectadas por este drástico cambio de temperatura. El meteorólogo de Weather Underground, Ryan Maue, coincide en que estas anomalías de temperatura están “fuera de lo común”.

Otro factor que está conduciendo al incremento drástico de las temperaturas en la región es la pérdida de hielo en el océano Ártico que rodea esta zona (incluyendo el este de Siberia, Bering y Chukchi). La pérdida de hielo está facilitando que los sistemas climáticos transporten el calor hacia los polos, según un estudio de la revista Nature. Y a su vez, ese calor siberiano ha desencadenado un clima frío en el este de Norteamérica, según el medio estadounidense The Washington Post.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *