El presidente del laborismo Avi Gabbay intenta presentar su propio plan de paz

Revista Logos,(Revistalogos.com).- Como parte de los esfuerzos para elaborar su propia política y propuesta de paz, el nuevo jefe del Partido Laborista, Avi Gabbay, ha celebrado reuniones en los últimos meses con figuras extranjeras que han participado en el proceso de paz entre Israel y los palestinos.

Las sesiones se han celebrado tanto en Israel como en el extranjero con personas que han participado en negociaciones públicas y secretas.

Por ejemplo, Gabbay se ha reunido con el ex primer ministro británico Tony Blair, que era el representante del Cuarteto de Medio Oriente, compuesto por los Estados Unidos, la Unión Europea, las Naciones Unidas y Rusia. También se ha reunido con el ex enviado de los EE. UU., negociador de paz y asesor de la Casa Blanca, Dennis Ross, así como con un asesor principal de la Autoridad Palestina, que en el pasado participó en contactos secretos con Israel.

Gabbay también se ha reunido con representantes de la administración Trump que buscaban entender las nuevas posiciones del líder laborista como posible candidato para primer ministro.
Hace dos meses, Gabbay fue criticado desde la izquierda y dentro de su propio partido cuando le dijo a Canal 2 que no necesariamente se requeriría una evacuación de asentamientos para un acuerdo de paz. “Si se llega a un acuerdo de paz, ¿por qué tenemos que evacuar? Creo que la dinámica o la terminología a la que nos hemos acostumbrado, que si haces un acuerdo de paz evacúas, no es realmente cierta”.

La solución de dos estados sigue siendo el enfoque principal de Gabbay, pero continúa negándose a proporcionar detalles sobre lo que Israel proporcionaría a cambio de un acuerdo de paz. Por ejemplo, en una reunión en un país europeo, que incluyó a representantes palestinos, Gabbay dijo que proporcionaría tales detalles solo como parte de las negociaciones de paz reales.
Pero en el Foro Saban en Washington que tuvo lugar esta semana, Gabbay dijo que como parte de las medidas de fomento de la confianza, Israel debe detener la construcción fuera de los bloques de asentamientos, mientras que “al mismo tiempo, podemos reducir el número de palestinos bajo control civil israelí siempre y cuando no haya una razón de seguridad para ello”. También exigió el fin de la “incitación en la Autoridad Palestina”.

La dirección principal de Gabbay en el proceso de paz israelí-palestino parece encajar con la del presidente de los EE. UU., Donald Trump: negociaciones similares a las del mundo de los negocios, no la política.

Por ejemplo, Gabbay dijo en el Foro de Saban: “Más allá de la seguridad, un acuerdo de paz rinde 18 mil millones al año para la economía israelí. Esta es una gran suma, lo que significa que será posible, por ejemplo, eliminar completamente el IVA en Israel, lo que significa que el costo de la vida se puede reducir en un 15 por ciento si hay un acuerdo diplomático a largo plazo”.
Gabbay ha mostrado su enfoque empresarial en reuniones privadas con comentarios en el sentido de que “nada saldrá de las conferencias; las negociaciones deben ser entre personas, no abogados”.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *