El Barça pierde en Tel Aviv a la espera de la inminente llegada de Pesic

Revista Logos,(Revistalogos.com).- El Barcelona jugó y perdió (94-82) un partido raro y a destiempo en Tel Aviv. Raro porque lo afrontaba sabiendo que ya estaba prácticamente eliminado, porque lo dirigió Alfred Julbe y porque la interinidad del técnico que llenó el vacío dejado por el destituido Sito Alonso es tal que, mientras se jugaba el partido, en Barcelona se cerraban los detalles para culminar el fichaje Svetislav Pesic.

El entrenador serbio con pasaporte alemán, a sus 68 años, regresa al club para hacerse cargo de la situación de emergencia en que se encuentra el equipo. Pesic, un técnico con muchísimo carisma entre la afición, ganador del triplete, Euroliga, Liga y Copa en 2003 y de la Liga en 2004, abandonó el club acto seguido en un episodio en el que se escenificó las divergencias entre el presidente entonces, Joan Laporta, y el máximo responsable de la sección, Josep Maria Bartomeu. Su último equipo fue el Bayern Munich. Lo dejó en 2016 a causa de un problema de salud.

El Barcelona, lógicamente por el escaso tiempo que tuvo Alfred Julbe, no fue ni mejor ni peor que con Sito Alonso. El técnico catalán, eso sí, introdujo un cambio significativo en el quinteto inicial con la entrada de Rodion Kurucs, el alero letón de 20 años recién cumplidos.

El equipo azulgrana se vio ampliamente superado en varias fases, pero también se despabiló de manera intermitente. Llegó a situarse por delante (67-68) tras un triple de Pau Ribas, pero no tuvo opción a la victoria porque a renglón seguido sufrió uno de sus apagones y recibió un parcial de 11-2 que puso el marcador en 81-72 cuando faltaban menos de cuatro minutos.

Esas desconexiones condenaron al equipo de Julbe, que ya había recibido un 18-3 con el que pasó de un 19-23 a un 37-26 y un 10-0, con el que el empate a 65 se convirtió en un 65-55. Heurtel (18 puntos y 10 asistencias), Hanga (17 puntos y cinco rebotes) y Tomic (14 puntos y cinco rebotes) estuvieron acertados en ataque, con el lunar de los tiros libres en los casos del húngaro y del croata. El problema lo acusa todo el equipo que concluyó con un 13 de 22 desde la línea de castigo. En cambio, los lanzadores azulgrana estuvieron certeros en los triples, con un 13 de 29, especialmente Pau Ribas y Heurtel.

Pero la defensa azulgrana no pudo con la batería de bases y aleros estadounidenses del Maccabi: Pierre Jackson (18 puntos), Norris Cole (14 puntos y seis asistencias), DeAndre Kane (11 puntos), y también el alemán Michael Roll (10 puntos). El equipo israelí, además, fue muy superior en el rebote, con ocho capturas más que los azulgrana, que sufrieron su 15ª derrota en los 22 partidos que han disputado en la Euroliga.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *