EEUU: los misiles de los rebeldes yemeníes usados contra Arabia Saudita son iraníes

Revista Logos,(Revistalogos.com).- La embajadora de EE.UU. ante Naciones Unidas, Nikki Haley, aseguró que existen pruebas “inequívocas” de que Irán está “suministrando armas ilegalmente” a los rebeldes hutíes en Yemen, al mostrar los restos de un misil lanzado contra Arabia Saudita de supuesta fabricación iraní.

“Esta es una prueba inequívoca”, afirmó Haley en la Base Conjunta Anacostia-Bolling, a las afueras de Washington.

Haley aseguró que Teherán “se está escondiendo detrás del acuerdo nuclear para sembrar el extremismo” e instó a la comunidad internacional a tomar medidas porque “este tipo de comportamiento ilegal no puede ser permitido por más tiempo”.

“Es difícil encontrar un conflicto o un grupo terrorista en Oriente Medio que no tenga las huellas de Irán”, agregó.

En este sentido, la embajadora estadounidense ante Naciones Unidas señaló que también cuentan con “pruebas” de presencia iraní “en Irak, Líbano y Siria”, además de en Yemen.

No es la primera vez que EE.UU. acusa a Irán de ayudar militarmente a los insurgentes de Yemen, si bien no había mostrado pruebas materiales hasta ahora.

El conflicto en Yemen estalló cuando los rebeldes chiís ocuparon en septiembre de 2014 la capital y otras provincias del norte y centro del país, tras lo que el Gobierno yemení se trasladó a la ciudad meridional de Adén.

La guerra se ha recrudecido en los últimos días debido al asesinato de Abdallah Saleh, quien pese a haber sido aliado de los hutíes, encendió su ira al ofrecerse a negociar con Arabia Saudita para poner fin al conflicto.

EE.UU. forma parte del acuerdo que en 2015 alcanzaron Irán y otras cinco grandes potencias (Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania), que prevé la congelación y suspensión de amplias actividades atómicas de la República Islámica, con el objetivo de alargar a 12 meses el teórico plazo para la producción de armas nucleares de parte iraní.

A cambio, la comunidad internacional levantó sus sanciones comerciales, diplomáticas y nucleares contra la República Islámica.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, concedió el pasado 13 de octubre 60 días al Congreso para que se pronuncie sobre la posible reinstauración de sanciones contra Irán, un plazo que ha expirado sin acción parlamentaria.

Si bien Trump no ha cancelado oficialmente al acuerdo nuclear, negociado por su antecesor, el demócrata Barack Obama, suele calificar el tratado como “terrible”.

La Administración estadounidense acusa a Irán de violar el espíritu del acuerdo por el desarrollo de un programa de misiles balísticos.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *