Buscan equiparar los derechos de la Iglesia Evangélica con los de la Católica

El Salvador,(Revistalogos.com).- En El Salvador, una iniciativa busca equiparar ante la Constitución a la Iglesia Evangélica con la Iglesia Católica. Esto ante el rápido crecimiento de la comunidad protestante en esta nación centroamericana.

La Constitución de El Salvador reconoce la libertad de religión, según su artículo número 25. Sin embargo, en su artículo 26, únicamente está reconocida la Iglesia Católica.

“Leyendo el artículo de la Constitución dice que el Estado reconoce a la Iglesia Católica y a las demás iglesias les da la prerrogativa de reconocimiento a través del Ministerio de Gobernación”, dice el pastor Carlos Hasbun.

El pastor Hasbun, es precursor de la iniciativa para reformar los artículos de la Constitución salvadoreña. Con el objeto que la Iglesia Evangélica sea reconocida legalmente por el Estado.

“Era necesario pedir una modificación donde se reconociera el estatus jurídico de la Iglesia Católica y también de la Iglesia Evangélica, en similares posiciones”, indica Hasbun.

La iniciativa ya se encuentra en estudio en la Asamblea Legislativa salvadoreña.

“La primera etapa es que haya un debate, para mí eso es importante, detractores, personas que están a favor, sociedad y clérigos religiosos, etcétera, y podemos ver si es viable a través de la asamblea, la asamblea vota y se guarda para que sea ratificado en la siguiente asamblea 2018-2021”, dice Hasbun.

A nivel político la moción goza de respaldo.

“Si la solución definitiva está en el evangelio, está en Jesucristo, está en sus enseñanzas, y en ese sentido hay que valorar todas las propuestas que se presenten incluyendo la que tenemos en la asamblea para una inclusión en una reforma constitucional”, comenta la diputada Margarita de Escobar.

Para José María Tojeira, sacerdote católico el goce de libertad religiosa es un deber del Estado.

“A mí me parece que estén las iglesias en la Constitución, (la iglesia en general no solo la católica), o no estén, es un tema en principio bastante indiferente. Yo creo que los estados lo que deben es en base al derecho, a la libertad religiosa de las personas, garantizar esa libertad religiosa y de alguna manera tener una legalidad que facilite la inscripción y el funcionamiento social y grupal de las iglesias”, dice el sacerdote José María Tojeira.

En El Salvador, el 48% de la población es cristiana evangélica, año con año el aumento de creyentes es progresivo.

“Hay personas que me han preguntado: ¿en que se beneficia la Iglesia (evangélica)?, ¿Qué gana la Iglesia (evangélica)? y se dan cuenta que no se trata de ganar o perder, sino que se trata simple y sencillamente de no ser anacrónicos”, dice Hasbun.

Ninguna otra constitución en América Latina reconoce a la Iglesia Evangélica. El Salvador sería el primer país en validar a la Iglesia Evangélica legalmente en su Constitución.

“Yo creo que la Iglesia y el Estado deben estar separados cada uno en su rol. Pero, también hay puntos en común donde es importante ese estatus de legalidad”, concluye Hasbun.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *