Amenaza de EEUU: la batalla para frenar la votación sobre Jerusalén en la ONU

Revista Logos,(Revistalogos.com).- La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, manifestó que Washington “tomará nota de los nombres” de los países que apoyen el proyecto de resolución que rechaza la decisión del presidente Donald Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel, que será votado en la Asamblea General, el jueves.

Turquía y Yemen reclamaron una reunión urgente de la Asamblea General, en nombre del grupo de países árabe y de la Organización de Cooperación Islámica, luego que EE.UU. vetara la moción en el Consejo de Seguridad. Los dos países distribuyeron un proyecto de resolución que se asemeja a la moción vetada, reafirmando que cualquier decisión sobre el estatus de Jerusalén no tiene ningún efecto legal y debe rescindirse.

Egipto presentó el proyecto de resolución, que fue apoyado por los otros catorce miembros del Consejo de Seguridad. Al igual que el borrador egipcio, el texto presentado ante la Asamblea General no menciona explícitamente la decisión de Trump; pero expresa “profundo pesar por las decisiones recientes sobre el estatus de Jerusalén”.

Haley reaccionó furiosamente ante la movida y manifestó: “El jueves habrá una votación criticando nuestra decisión. Estados Unidos tomará nota”.

En una carta enviada a varios embajadores de la ONU, Haley advirtió que informará a Trump sobre los países que apoyaron el proyecto de resolución.

“El presidente observará cuidadosamente esta votación y me ha pedido que ponga en aviso a los países que votaron en contra nuestra”, apuntó. “Tomaremos nota de todas y cada una de las votaciones sobre este tema”.

El 6 de diciembre pasado, desafiando las advertencias internacionales, Trump insistió que después de repetidos fracasos para lograr la paz, se necesitaba desde hace tiempo un nuevo enfoque, al explicar que su decisión de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel se basaba simplemente en la realidad. También dijo que la embajada de Estados Unidos será trasladada de Tel Aviv a Jerusalén, pero no ofreció un cronograma para su reubicación.

Trump enfatizó que con su anuncio no estaba especificando los límites de la soberanía israelí en la ciudad, e instó a que no haya cambios en el status quo en los lugares santos.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *